Xue Er De -Fen Library

History 2

Colección de papeles científicos, históricos, políticos, y by Jos Antonio Saco, Jose Antonio Saco

By Jos Antonio Saco, Jose Antonio Saco

JOSE ANTONIO SACO
(1797-1879)
Una de las mentes enciclopédicas más poderosas que ha producido nuestro país, en todos los tiempos. Polemista incomparable, lo mismo en literatura, cuando le demuestra al recalcitrante l. a. Sagra, los valores poéticos de nuestro Heredia, o ya cuando justando con cubanos equivocados de su época, les muestra, en forma que aún sigue siendo irrebatible, los burdos errores del anexionismo. Historiador, l. a. tenacidad de sus búsquedas por los mejores archivos y bibliotecas europeos, las exégesis comparativas, las vastas extensiones de sus zonas de investigación, lo llevan según afirma José Silverio Jorrín, a resistir el paralelo con el ilustre historiador Gibbon. Esa hard work de más de ocho años de investigaciones históricas, rinden al cabo su fruto en su imponente Historia de l. a. Esclavitud. Pero no sólo como historiador y polemista de gran agudeza, alcanza sólidos prestigios, sino que es al propio tiempo un preocupado por los más esenciales problemas cubanos, ya que se interesa por los angeles reforma agraria, por los caminos, por los angeles vagancia y el desempleo, por l. a. plants y l. a. fauna, desde l. a. pinareña miel, hasta los peces y cangrejos de nuestras costas.
Nació en Bayamo en 1797. Hizo en esa ciudad sus primeros estudios, pero a los trece años ya lo vemos en el Seminario de San Carlos, donde se destaca como uno de sus más brillantes alumnos. En ese centro de enseñanza se gradúa de Bachiller en Filosofía y Derecho. Cuando el Presbítero Varela es nombrado diputado a Cortes, Saco, cuando sólo contaba 23 años, lo reemplaza en su cátedra de filosofía. Cátedra que es desempeñada con gran distinción durante dos años, hasta que es reemplazado por Luz y Caballero. los angeles sucesión de estos nombres nos revela que estamos en el gran momento de l. a. inteligencia cubana. En 1821, señalado por sus rules de tenaz criticismo a l. a. gobernación española en sus colonias, se ve obligado a trasladarse a Filadelfia, y después a New York. Regresa a Cuba, en 1826; vuelve a brand new York, en 1828, con José Luis Alfonso, que había de protegerlo durante su largo destierro, y con José de los angeles Luz y Caballero. En esa ciudad fundó el Mensajero Semanal, donde publican los más eminentes cubanos de los angeles época, animados por idénticas preoculpaciones y similares puntos de vista acerca de los yerros del colonialismo español. Comienza Saco una serie de memorias sobre los principales men de aquella época. En 1832 regresa a Cuba, y por encargo de los angeles Sociedad Patriótica, dirige l. a. Revista Bimestre Cubana, que llega a despertar elogios tan entusiastas, como que es l. a. “primera de su clase en los dominios españoles, mereciendo los elogios de Quintana y Ticknor así como de otros literatos de su época.
Trata después de fundar una Academia de Literatura, junto con los más eminentes cubanos, unidos por similares ideales, pero l. a. Sociedad Patriótica, sede de elementos retrógrados, influida por el gobernador O’Gabán, se opone a su constitución, escribiendo en tal oportunidad Saco una enérgica protesta, viéndose obligado a trasladarse a Falmouth, Inglaterra; stay después en Madrid, ingresando en el membership de los Habaneros, donde se sostiene, junto con otros cubanos distinguidos, l. a. necesidad urgente de reformas políticas para los angeles Isla. Electo diputado por los angeles provincia oriental, protesta cuando se le suprime los angeles representación a Cuba, Filipinas y Puerto Rico. Publica numerosos folletos destinados a probar que l. a. supresión del comercio de esclavos, no traería l. a. ruina económica de l. a. Isla. Combatió, después, tenazmente, con incontrastables argumentos, toda intención de anexar los angeles Isla a los Estados Unidos. En 1854 una amnistía basic, le permite volver a Cuba, ka que no aprovecha hasta 1861, en que ya casado con l. a. Viuda de Narciso López, regresa a su país. Muere en Barcelona, en 1879, siendo traídos sus restos a su país natal.
Los Papeles sobre Cuba se publicaron por primera vez en 1858 en París. Agradecemos a los angeles Dirección de los angeles Biblioteca Nacional “José Martí”, el ejemplar que hemos utilizado en esta edición. Un siglo ha transcurrido sin que se volvieran a publicar. Basta recorrer su índice, para justificar su nueva edición. los angeles Dirección de Cultura del Ministerio de Educación, fiel a su punto de vista, de que al revalorizar el pasado con l. a. más cuidadosa justicia, potenciamos
con más seguridad el porvenir, se complace en publicar los angeles colección completa de los Papeles sobre Cuba.
Publicar su obra es ahora más que nunca, una manera de agradecer su conducta, de sentir de nuevo como una onda que renueva las decisiones formadoras de nuestro pueblo.

Show description

Read or Download Colección de papeles científicos, históricos, políticos, y de otros ramos sobre la Isla de Cuba ya publicados, ya inéditos PDF

Similar history_2 books

Sparte : geographie, mythes et histoire

Description : Tout ce que vous avez voulu savoir sur l'histoire de Sparte, de l. a. fondation de los angeles cité à sa soumission aux Romains, est rassemblé dans cet ouvrage très complet avec les récits épiques de cette période

La Trobe : the making of a governor

Charles Joseph l. a. Trobe was once Superintendent of the Port Phillip District of recent South Wales and Victoria's first Lieutenant-Governor (1851–54). His management, which coincided with the turbulent demanding situations of the Victorian gold rushes, used to be hugely arguable. He departed from workplace a dissatisfied guy whose contribution to the improvement of the colony used to be now not instantly regarded.

Additional info for Colección de papeles científicos, históricos, políticos, y de otros ramos sobre la Isla de Cuba ya publicados, ya inéditos

Example text

English habits and attitudes tend to be exaggerated beyond the seas, ENGLISH AMERICA careerin the year 1790. Supposehisvigour andvitality had preserved him for three or four years longer. We can then see him duly elevated for public service to the peerage as Lord Franklin, that inventor and practical philosopher, a plain man, but far from simple. His energy unabated, Franklin would no doubt have re- verted to journalism, but in a superior capacity, as one of the lords of the daily press. And with what aims and what policy?

16 Inquiry shows that this ' sugar lobby ' totalled only thirteen, although in passing it may be said that no fewer than seven were 57 COLONIAL ELITES ENGLISH AMERICA from Jamaica. 17 the same family group, being connected with William Beckford, the largest landowner in the island. The men of the Thirteen Colonies at this time were highly suspicious of the ' sugar aristocracy ' of the West Indies, perhaps unduly. They themselves, in the year 1761, had not a single representative in the EnglishParliament.

Early in the eigh- teenth century we can discover the Uneaments of the traditional Virginian aristocracy, exemplified by the names Byrd, Carter, Randolph, Lee. 6 In the early years there certainly arrived from England a few members of the highest nobility. But it would appear, on scrutiny, that most ofthem died or went away. Instead, the lower gentry or their younger sons, or various 50 These were families that held large estates. They were now able to build splendid mansions and were concentrating their influence through intermarriage.

Download PDF sample

Rated 4.67 of 5 – based on 23 votes